Beneficios de usar zapatos de piel genuina

Confort y elegancia son apenas dos de los beneficios de usar zapatos de piel genuina. El cuero es uno de los materiales preferidos en el calzado y en la web para comprar Zapatos Fluchos enumeramos las razones. Entérate también cómo distinguir la piel genuina de la piel sintética en tu próxima salida de compras.

Entérate de los beneficios de usar zapatos de piel genuina

Materiales para fabricar calzados hay muchos, pero uno en particular ha mantenido su popularidad durante mucho tiempo. Se trata de la piel genuina, reconocida por su comodidad y la elegancia que le proporciona a los zapatos.

La piel se utiliza en todo tipo de calzado. Es un material que podemos encontrar en los zapatos de trabajo, casuales, para fiesta y hasta en las zapatillas deportivas. Hay una variedad ilimitada de modelos y tanto para hombres como para mujeres. Si son los favoritos es porque hay razones de peso para ello, no se trata solo de los atributos con los que abrimos este post, hay mucho más.

Si quieres conocer los motivos por los cuales este tipo de calzado no pierde popularidad, aquí te los contamos.

1. Ajuste perfecto

El cuero es un material muy flexible y elástico. Se adapta a la forma del pie en el mismo momento en el que te lo calzas. A medida que pasan las horas del día el pie se dilata y los zapatos de este material se ajustarán sin provocar molestias.

Estas características son evidentes en el calzado de cuero, puesto que facilitan el movimiento y son suaves. También al ponértelos se formarán algunas arrugas en la superficie, que son señal de que se han adaptado al pie.

Lo contrario sucede con calzado de piel sintética que es más duro e incómodo. Al no ajustarse al pie puede provocar rozaduras y heridas, haciendo daño al caminar.

2. Permite que el pie respire

Ser transpirable es otra de las ventajas de los zapatos de cuero. Al ser un material natural es poroso, logrando que el pie sude menos. Esto no solo favorece la comodidad, sino también la higiene.

De esta manera el sudor se acumula menos y se previene la aparición de bacterias y hongos que provocan los malos olores en los pies

3. Es un calzado duradero

Comprar unos zapatos de cuero es una inversión a largo plazo. Si bien son costosos, este material dura mucho más que los sintéticos. No se agrietan ni se rompen con facilidad. Si aparece alguna raspadura es fácil eliminarla utilizando productos especiales disponibles en las tiendas.

Además, también son fáciles de limpiar. Solo tienes que seguir las instrucciones para cuidar zapatos de piel y asegurarte de darles el tratamiento adecuado. En este punto, tienes que fijarte en el tipo de piel, porque cada uno requiere cuidados distintos.

Por ejemplo, si se mojan y toman un mal olor, se puede solucionar rociando bicarbonato en el interior y dejarlos reposar.

4. Son fáciles de reparar

Aún cuando son menos propensos a dañarse que los sintéticos es posible que en algún momento debas llevarlo al zapatero. En este caso, debes saber que arreglarlos es sencillo y, con un buen trabajo, quedarán como nuevos.

Con un buen mantenimiento ayudas a alargar el tiempo de vida de tus zapatos. Reforzando la idea que son más una inversión a largo plazo y no un gasto.

5. Son beneficiosos para la salud y el medio ambiente

Ya dijimos que el calzado fabricado con este material previene la aparición de hongos y bacterias. Pero no es el único aspecto en el que beneficia nuestra salud. Permiten evitar las alergias que producen los zapatos sintéticos.

La piel de imitación no solo son más calientes, conservando el calor del pie dentro del zapato. Sino que también son tratados con tintes capaces de provocar alergias.

Aunque parezca contradictorio decir que utilizar piel genuina es beneficioso para el medio ambiente, de cierta forma lo es. Esto se debe a que reducen el uso de materiales tóxicos durante su fabricación.

6. Siempre están a la moda

A diferencia de otros tipos de zapatos, los de piel no pasan de moda. Las mejores marcas del mercado fabrican modelos en este material. Así que, aunque algunos piensen que son anticuados, lo cierto es que están muy vigentes.

7. Comodidad al andar

No podíamos dejar de mencionar este aspecto. Los zapatos de cuero son ligeros. Si tienes que pasar mucho tiempo caminando o de pie este es el tipo de zapatos que debes tener. Gracias a su elasticidad el rango de movimiento es mayor y pueden sentirse como una segunda piel.

Durante los meses más calientes del año, llevar zapatos cerrados no será una tortura si son de piel, gracias a su transpirabilidad. Si buscas comodidad en el trabajo, puedes revisar nuestro catálogo de zapatos fluchos profesional mujer

Mocasines de gamuza

¿Cómo saber si es piel autentica

Uno de los mayores inconvenientes al comprar zapatos de este material es diferenciar entre la piel genuina de la sintética. A continuación te damos algunos consejos para que aprendas a reconocer cuál es cuál la próxima vez que vayas de compras. Te adelantamos que debes agudizar tus sentidos para esta tarea.

Observa la textura

La piel original tiene textura, no es del todo suave y se pueden ver los poros en la superficie. Si no es así, es posible que sea un material sintético.

Hay que destacar que hay algunos tipos de piel para calzado que son tratados y adquieren una apariencia distinta. Este es el caso del charol. El material es original, sin embargo, se somete a ciertos tratamientos que le dan el acabado liso y brillante que lo caracteriza.

Suave al tacto

Puedes notar la flexibilidad y la textura de los zapatos de piel con tus manos. Tienen gran elasticidad, así que puedes probar manipulando un poco el calzado. Los materiales sintéticos son más rígidos y tienen un aspecto plastificado.

Fíjate en el olor

La piel tiene un olor característico. Confía en tu olfato, si en lugar de piel natural, percibes un olor a químicos, se trata de de un material sintético.

Piel sintética vs. Piel natural

Los zapatos de piel original tienen sus detractores. Hay personas que defiende el uso de pieles sintéticas en defensa de los animales. Pero, como ya dijimos, este material también es capaz de producir daños al medio ambiente.

En lo que respecta a la calidad del zapato, los sintéticos resultan menos cómodos y duraderos. Además, son más difíciles de reparar y es posible que el acabado no sea de tu agrado. A diferencia de lo que sucede con la piel original.

La elasticidad es otro punto de diferencia. El material sintético no se adaptará al pie, haciendo que sea más difícil caminar con ellos a medida que transcurre el día. A esto se suma el calor que provocan y el sudor que se acumula en los pies.

Las consecuencias de esto último es el riesgo de que aparezcan bacterias, hongos e irritaciones.

En contraparte, los zapatos de piel original tienen la desventaja de ser mucho más costosos. Pero si se hace la relación calidad-precio, una vez más toman ventaja. Un calzado de menor calidad durará menos tiempo.

Para que el cuero dure el máximo tiempo posible, aplícales mantenimiento periódico. Si tienes que guardarlos de una temporada a otra, límpialos bien, retirando todo el polvo y la suciedad que tengan. Colócalos en un lugar oscuro y climatizado.

¿Conocías estos beneficios de usar zapatos de piel genuina? Cuéntanos qué opinas en los comentarios. Si necesitas mayor información sobre nuestro catálogo de zapatos, contáctanos a través de nuestra web.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies