zapato-adecuado-para-diabeticos

En Zapatos.shopping aprenderás cómo elegir el zapato correcto para diabéticos. La comodidad y material de alta calidad son importantes para cuidar la salud de tus pies y disfrutar del caminar. Sigue leyendo y aprende un poco más sobre este tema.

Características de un buen calzado

Muchas veces subestimamos la importancia de cuidar nuestros pies. A la larga, el uso del calzado incorrecto puede causar dolorosas y feas afecciones. Para evitar que esto suceda es necesario tengas presente las características de un buen calzado.

Calzado cómodo y de calidad

En general, un calzado debe ser cómodo. Es necesario que brinde seguridad, buen soporte a los pies y mantenga fijos los talones. Debe ser ligero y flexible para permitir el movimiento natural de la anatomía del pie. La suela debe ser de buen grosor, unos tres centímetros, para que amortigüe el impacto de las pisadas.

Evita usar zapatos totalmente planos porque dañan la espalda, y tampoco abuses de los tacones porque afectan los pies, rodillas y cadera.

El material debe ser de excelente calidad. Hay varias materias primas con las que se elaboran los zapatos, pero en general estos deben ser transpirables e impermeables. Dependerá de la época del año para que escojas el calzado más propicio que se adapte al clima. Si es otoño o invierno no se recomiendan las sandalias, y si es verano no uses zapatos de cuero con corte alto.

Los zapatos adecuados para ti

Una característica de los zapato es que deben ser prácticos. Debe estar acorde con la actividad que piensas realizar mientras los llevas puestos.

La talla debe ser la correcta. Aunque el pie tiene una sola talla, no debes confiarte con llevar el número que normalmente usas sin antes medírtelo. Los fabricantes usan los mismos números, pero las hormas varían de tamaño según el fabricante. El calzado que elijas no debe quedarte ni grande ni pequeño.

El calzado debe estar acorde a tu tipo de pie. No todos los pies tienen la misma forma. Hay tres tipos de pies:

  • El griego que resalta por el predominante tamaño del segundo dedo.
  • El polinesio o pie cuadrado, en el que todos los dedos tienen el mismo tamaño.
  • El egipcio en el que el primer dedo es el más prominente.
  •  Y de la curvatura de la planta o puente del pie también hay tres clases: pronador, que es el pie que pisa primero su lateral interno; supinador, que es el pisa primero hacia afuera; y neutro, el cual mantiene un balance equilibrado en el apoyo del pie.

Los zapatos no deben maltratar el empeine. Esta es una zona en la que poco se piensa cuando se compra un calzado, a no ser que este te incomode cuando te lo pones.

calzado-diabetico

Cómo elegir el zapato correcto para diabéticos

En el caso de las personas con diabetes, el zapato debe cumplir con ciertos requerimientos aparte de los que ya mencionamos, para mantener lo más sano posible los pies. Así se cuidará de rozaduras, ampollas y otras heridas que puedan complicar la salud.

Las personas con esta afectación tienen que prestar más atención al tipo de calzado que utiliza. Porque, además de deben cumplir con características que contribuyan con comodidad al andar, como ya vimos en el apartado anterior, posean las siguientes condiciones.

Condiciones de zapatos para diabéticos

El zapato debe ser ligeramente ancho, con el fin de no maltratar el pie haciéndole presión. Y, en el caso de que uses plantillas estas no se deformarán tan rápido. El material no debe ser duro ni áspero, más bien flexible y suave para no herir el pie. Fíjate que no tenga costuras internas prominentes que hagan contacto con la piel.

La mayoría de las veces el sudor y el material del calzado hacen que el pie resbale dentro de la zapatilla. Para evitar esto elige los que están hechos con material transpirable, para que tus pies se mantengan secos, en especial en la época veraniega.

La suela debe tener buen agarre y grosor, para que no se lastime el pie con cada pisada. Para que se mantenga mejor sujetado usa los que tienen tiras de velcro. De este modo el zapato se adaptará al ancho de tu pie y a la dimensión de tu empeine.

Protección del pie

El zapato fue creado para proteger el pie del clima y de objetos que lo puedan lastimar. Una persona con diabetes debe tener muy presente esto, pues sus pies son la parte del cuerpo que más debe proteger. Por eso, el calzado que compre debe cubrir sus dedos y talones. Los zapatos fluchos con cordones son los más adecuados para esta patología. Evita usar sandalias o calzados semidescubiertos, con tacón y punta en V.

Las personas que padecen diabetes, en especial las que tienen pie diabético, tienen que usar una plantilla especial para cuidarse. Por lo tanto, el zapato además de ser cerrado, ha de ser profundo y con plantillas que se puedan sustituir por unas personalizadas.

Sal a la tienda de zapatos sin prisa. Ten en cuenta que al final del día y en verano el pie se hincha un poco. Pruébate con calma cada modelo que se adapte a tus requerimientos físicos y patológicos. Ve al final de la tarde a comprarte un par de zapatos nuevos.

calcetin-para-diabeticos

Consejos sobre el cuidado del pie diabético

Las personas que padecen de Diabetes o pie diabético deben tener sumo cuidado con sus pies. Además, es necesario que sepan elegir el zapato correcto, tiene que tener presente otras atenciones para su salud.

Si recién te han diagnosticado esta patología, es importante que acudas al podólogo y te haga un análisis biomecánico para que determine tu pisada. Igualmente es necesario que mantengas un control con este especialista, ya que te hará este estudio cada cierto tiempo para observar cómo va cambiando tu pisada conforme con la enfermedad. De esta manera te podrá indicar con precisión cuál es el calzado ideal para ti.

 

Revisa los zapatos cada vez que te los vayas a calzar. Primero, voltéalos y dales golpecitos a ver si sale algún material o animal que se haya escondido ahí adentro. Una vez que hagas esto, mete tu mano en el calzado y toca para comprobar que las costuras están en buenas condiciones. Verifica que no haya deformidades que al rato puedan lesionarte.

Uso de calcetines adecuados

El uso de calcetines gruesos y su constante cambio, es decir, los que usas durante el día cámbialos en la tarde, si fuese necesario, y ponte otros durante la noche. Es necesario adoptar este hábito para que evites la aparición de hongos.

Utiliza calcetines de fibra natural, que no les hagan presión a tus pies. Los que están hechos de nylon y materiales elásticos y los que tienen costuras, ponen en riesgo tus pies porque le pueden ocasionar rozaduras.

En general, si tienes diabetes debes estar al tanto de cómo cambian tus pies con la enfermedad, e ir adaptando tu calzado a esta patología con la ayuda del podólogo y el zapatero ortopédico. El calzado que elijas siempre tiene que hacerte sentir seguro y cómodo. Ha de ser cerrado, que sea transpirable, de suela gruesa y sin costuras en la parte interna.

Ya sabes cómo elegir el zapato correcto para diabéticos. ¿Quieres comprar un calzado que se adapte a tus necesidades? Entra a la tienda de zapatos.shopping y elige el que más te guste. Contáctanos si necesitas ayuda para elegir el calzado indicado.

elige-el-mejor-calzado-para-la-diabetes-infografia

Fuente Infografía

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies